Snob

Me escurro con disimulo al cuarto,
arrastrando las pantuflas,
melena de leona, legañas en los ojos;
el café caliente, cosquilla de mi garganta.
Es la una de la tarde,
el espíritu NiNi, dueño de mí.

Entro al cuarto,
hago sitio en la mesa,
ahogo un bostezo.
Cojo un folio y
violo su impoluto.

Saboreo aún el café.
Quiero más, pero está en la cocina.

La idea que quiero plasmar
en la cárcel blanca
amenaza con volar.
Me apura pues
para que la escriba de una puta vez.
Mi folio desea mi birome.

Desde fuera me llaman,
seguramente para nada.
¡Ignoran su mentes planas
que estoy creando! ¡Creando!

Me hago la tonta,
me quiero evaporar.
Me escurro a la cocina,
sin hacer apenas ruido.
¡Ahí está mi café!

Ah… Baja por la garganta,
caliente, atronador.

Me escurro de nuevo al cuarto.
Violo el blanco folio.
Moriremos lo dos;
¿por qué?
Porque eres cómplice de mi atrevimiento.

Publicado desde Laira Valdi’s WordPress Blog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s