Tuya

Tócame.

Quiero que me toques,
que deslices tu mano abierta por mi piel;
que en mi vientre, juegues con mi ombligo:
como quien no quiere la cosa,
y con deseo primitivo al mismo tiempo.

Que del ombligo subas a mi pecho;
estudies cada rincón de su volumen,
escudriñes con el tacto su forma,
cada detalle en su aureola y en su vértice.

Quiero que acaricies mi pecho
como si no anhelases más
el resto de tus días.

Quiero que huelas mi piel,
que busques su esencia
porque te va la vida en ello.

Que huelas mi pelo
y lo enlaces en tus dedos,
mientras, con la otra mano, furtiva,
admiras cada punto de mis muslos.
Y de su centro, saborees cada detalle.
Y de su centro, no quieras salir nunca.

Quiero que me hagas tuya,
que me tomes y no me dejes.
Que me hagas el amor como si fuera la primera vez.
Para los dos.

Publicado desde Laira Valdi’s WordPress Blog

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s