De paso

Te escapas entre los dedos.

Cuanto más te ansío,

más rápido es tu vuelo.

Cuanto menos te pienso,

más notable tu sigilo.

Eres cruel luciérnaga,

que apaga su luz,

como un juego de niños,

cuando todo es oscuro.

Es mudo tu paso,

fría tu marcha,

inexorable tu ida,

imposible tu vuelta.

Tomas forma de arenas,

de manillas o de comas.

Tienes nombre y apenas se valora.

Creo que te tengo,

te creemos nuestro,

mientras ríes por tal mentira.

Casi puedo oír el eco

de cada carcajada

que con “tictac” se marcha.

Laira Valdi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s