#7

En noches de soledad y luna llena,
De crucifijo y orinal como Cela,
Me devuelve la mirada amarga un agrio espejo
Se me hunde la yel en el pecho
Y recorro las calles al limbo de tu cuello en busca de un rato de consuelo.

Y se me escurre un mar por los ojos
Cuando me veo como un jodido punto en tu entrepierna.
Me supongo menos que carne de despojo, menos que un cero a la izquierda.
A tu izquierda.

Pero llámame, iré corriendo de nuevo.

Se me llenan de negro las venas,
Se coagula su caldo y no llega al cerebro
Cuando me dices que a la salida nos vemos, que tomemos un vino y retomemos el tema.
Retomemos.
Reto de memos.

Y es que como un memo que se diluye entre tus dedos
Me vuelvo aire que flota dando vueltas
Por la calle del orgasmo velado y la amargura,
Sin apenas darme cuenta de que entre tu cintura y mi cintura
No hay más que un palmo.

No hay otra que el suicidio mental,
Elijo ser el ciego que castiga al suelo,
Regreso al limbo de tu cuello
Y de nuevo
Soy ese jodido punto agrio
en tu espina dorsal.

Laira Valdi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s