ASEDIO MENTAL

Es una maldita prisión  de paredes craneales
de cartografía imposible
y marcas dentales diseminadas en cualquier dirección.

Es una maldita cárcel de lapsos de fango
de cuentos fantásticos
de sangre y sesos en la pared.
Oscar a Dios al mejor guión
de esta puta farsa de terror
en la que pulmones se oprimen
y corazones se contraen sin dilatación.

Es una mente enferma la tuya
y no hay margen ni elección,
es un inevitable asedio mental.
Te trastorna sin compasión,
incrusta cristales en el suelo de la huida
y tú, con cara de gilipollas, corriendo con los pies descalzos.

No sabes a dónde ir porque
da igual el camino que tomes
tu materia gris sigue ahí
llevándote al límite
proyectando imágenes del examor de tu vida tirándose todo lo que pilla,
y tú en primera fila
nuevamente
con cara de gilipollas.

No sabes si beber, reír o llorar.
Si sobredosis de meta u orfidal.
Si fotos de recuerdos que no diluye el tiempo
o si camas frías con desconocidos ardiendo.
Y te miras al espejo
y te resignas y te odias
y tú
-cómo no-
con cara de gilipollas.

image

Laira Valdi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s