#EUTANASIA#

Me duelen las despedidas,
por acertadas que sean.

Supongo que soy calavera
sedentaria
que los gusanos y las moscas
que se tragan mi carne
siempre han podido
enraizar en cualquier parte.

El germen del odio ha hecho mella
-y aunque venga la impoluta enfermera
[reina zorra pálida cara de muerta]
a desconectarnos de todo aparato
que mienta con artificio sobre
nuestros latidos-
sé que el virus seguirá latente
en tu cerebro y en el mío
y vendrá alguna noche el subconsciente
a reírse con sorna en nuestras caras.

Trataremos entonces
como señoritas de bien
de sobreponernos a su jugada:
tú con vinos
yo con cigarrillos
                  o anfetas
                  o cuchillos
bocanadas de humo
con que empujar el recuerdo
de lo que pudo ser caída accidental
y quedó en suicidio colectivo
de cena para dos.

Ya nos sabemos el fin de la canción…

seguirás hablando del pasado
mientras yo
seguiré pulverizando mis muñecas
con cada uno de tus versos.

Seré incapaz de leer aquéllos
de los buenos tiempos
aquéllos en que te emocionaba
mi simple existencia…
Y tendré los huevos
de hacer hueco para tus penas
triturarme con ellas.

Veré
cómo se cantan coplas
a esas reinas muertas
y sabré que yo NUNCA pasé de plebeya
que siempre me quedé a las puertas
del gran estreno
porque ELLA
-por mucho que digais-
siempre tuvo un trono
en el fuego de tus pasiones.
Y yo…
si acaso tuve mi segundo de gloria
fue en el fuego
de tus pantalones.

Laira Valdi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s