Miscelánea Poética

Estoy triste,
y vacía
como si en una sola exhalación
se me hubiera quedado el cuerpo sin tripas.

Estoy triste,
y ridícula,
sin mis tripas.

Aquellos rojos en el instituto,
me alentaron a creer
lo que las monjas en el colegio
me negaron existir.

google-site-verification: google0791e1955bbfff9f.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s